Las propiedades medicinales de la cannabis

La cannabis es una planta que tiene moléculas y compuestos que ayudan tanto a la salud mental como a la física. Éstos son conocidos como cannabinoides. Dentro de la marihuana se encuentran 7 que son: THC, CBD, CBN, CBC, CBL, CBG y THCV.

Existen diferentes cepas de marihuana y cada una de ellas tiene estos cannabinoides en diferentes porcentajes de concentración.

El de mayor porcentaje dentro de la planta es el THC (Tetrahidrocannabinol, también conocido como Delta 9 Tetrahidrocannabinol) que es el principal responsable de que la marihuana sea psicoactiva.

Al THC se le da más comúnmente un uso recreativo, sin embargo, ayuda sustancialmente a tratar padecimientos psicológicos como la depresión, el Alzheimer y dentro de las físicas están la epilepsia y glaucoma.

En segundo lugar y el mejor conocido para el tratamiento medicinal es el CBD (Cannabidiol). Este cannabinoide tiene propiedades desinflamatorias que no afectan al estómago, riñones y páncreas como lo hace el ibuprofeno y otros desinflamatorios farmacéuticos sintéticos.

Para la creación de aceites y extractos de este componente es posible retirar casi al 100% el THC, lo que hace que el producto no tenga efectos psicoactivos, siendo útil y apto para todas las edades. Se ha comprobado en estudios que el CBD puede tratar enfermedades como el cáncer gracias a su capacidad de eliminar los síntomas principales o reacciones que produce la quimioterapia como lo son el vómito, cansancio, dolor muscular y fatiga.

La ventaja del CBD es que puede disolverse en alcoholes y grasas, siendo así fácilmente consumible por vía oral o cutánea según sea el caso.

El cerebro humano, así como casi el de todas las especies mamíferas tiene endocannabinoides presentes en el cerebro que son los responsables de regular el dolor, apetito, sensación de placer, el sistema inmune y la memoria. Éste es el encargado de recibir a los cannabinoides presentes en la marihuana. El CBD facilita el sistema endocannabinoide para aumentar la duración de estas sensaciones y control de padecimientos.

Dentro de los usos que se le puede dar a todas las propiedades de la marihuana destaca también su presencia en el ámbito deportivo. Los deportistas de alto rendimiento se exponen a mucho estrés y fatiga muscular. Al terminar un entrenamiento el estrés muscular en un deportista se dispara casi siempre a su límite, el sistema endocannabinoide produce endorfinas que generan placer en un periodo corto después de realizar la rutina, sin embargo, su corta duración incita a que el desgaste y dolor muscular se apoderen de la principal atención del cuerpo.

En este año la NBA permitió a los deportistas presentar cannabinoides dentro de sus pruebas de antidopaje, debido a que se ha comprobado que al ingerir CBD se aumenta la producción de estas endorfinas, lo que permite a los músculos desarrollarse y crecer mejor antes de pasar a la etapa de fatiga y alenta el proceso de desgaste, disminuyendo la probabilidad de lesiones físicas y alagando la sensación de placer en el deportista después de hacer ejercicio. En este caso el estrés muscular no es un aspecto negativo, pero las consecuencias de llevar el cuerpo a su límite pueden traer repercusiones a largo plazo. Al consumir CBD estas repercusiones pueden disminuirse o hasta desaparecer dependiendo del trato de cada paciente.

En el tema de coronavirus, durante la pandemia, se ha demostrado que el consumo de cannabinoides ha ayudado a aliviar los síntomas, reduciendo así la probabilidad de convertirse en pacientes que necesiten un respirador o incluso entren a tratamiento hospitalario. El consumo de CBD ha sido probado en personas de todas las edades debido a que según el padecimiento que el paciente tenga es inofensivo ni desarrolla adicción o presenta efectos psicoactivos. Además de sus increíbles propiedades desinflamatorias, le manda señales al cerebro que interpretan mensajes e intensifican la productividad de sustancias que el cuerpo produce por sí mismo para combatir el dolor o síntoma presentado. También ayuda a que el cuerpo identifique las células buenas de las malas, generando una mayor producción de glóbulos blancos en la sangre, lo que hacen que el sistema inmunológico se refuerce y el cuerpo genere más anticuerpos a las enfermedades que le entren.

Los demás cannabinoides tienen propiedades relajantes, reducen la ansiedad, concilian el sueño, alivian el dolor crónico, tratan la esclerosis múltiple, reducen la fatiga, protegen las neuronas, el Alzheimer, fibromialgia, el Parkinson y cáncer.

Algunos de éstos si se consumen en exceso o si son consumidos por personas que sufran alguna combinación de ciertos padecimientos psicológicos podrían causar efectos secundarios como esquizofrenia, ansiedad o hipertensión. Debido a lo previamente mencionado, antes de consumir cualquier producto medicinal de algún cannabinoide es esencial informarse sobre la dosis que se puede tomar e indicar a su médico si es propenso a sufrir síndrome o padecimiento de salud mental.